Una operación contra un IPTV acaba en una multa de 7 millones de dólares (y muestra cómo esos servicios esquivan la justicia)

Una operación contra un IPTV acaba en una multa de 7 millones de dólares (y muestra cómo esos servicios esquivan la justicia)

Hace un año, en agosto de 2020, DISH Network (el mayor proveedor de televisión de pago en los Estados Unidos) presentó una demanda ante los tribunales estadounidenses contra el proveedor de IPTV conocido como Universal IPTV, por infracción de copyright.

En los últimos años, DISH ha presentado gran número de demandas muy similares a esta, unas basadas en la normativa sobre derechos de autor y otras en la Ley Federal de Comunicaciones de los EE. UU., pero en algunos casos, pese a todo el trabajo legal que llevan a cabo, es complicado lograr que los responsables de estos servicios respondan por sus actos.

En el caso que nos ocupa, DISH denunció a cinco particulares como responsables de la gestión de este ‘servicio IPTV pirata’ que operaba a través de dominios como World-Universeiptv.com y Uni-Update.com, habiendo logrado localizar a tres de ellos (Mohamed Omar, Hossam Abd Elghany y Moustafa Maatouk) residiendo en distintos países: Emiratos Árabes, Egipto y Alemania.

Antes de eso, habían llegado a contactar con más de una decena de CDN (Content Delivery Network) con el objetivo de que dejaran de respaldar y servir su contenido. Pese a sus éxitos en ese sentido, a los operadores de Universe IPTV les daba igual: rápidamente cambiaban de ubicación y de proveedor CDN y seguían operando como antes.

Uno podría pensar que, una vez identificados los presuntos operadores del servicio, resultaría sencillo demandarles. Pero la compañía no logró sentarles en el banquillo presentando demandas en sus respectivos países -de hecho, no pudo ni confirmar que hubieran sido debidamente notificados de la demanda-, por lo que optaron por una vía más indirecta.

Así, DISH Network optó por presentar mociones de rebeldía contra los acusados tras lograr que fueran sus proveedores (como VeriSign) quienes les notificaran de los procedimientos legales contra ellos: los tribunales consideraron que este procedimiento resultaba aceptable y permitía llevar el caso, finalmente, a juicio.

Una multa millonaria… que quizá nunca lleguen a cobrar

Finalmente, una sentencia dictada a fines de la semana pasada dictaminó que Universe IPTV había transmitido los canales protegidos de DISH (y las obras con derechos de autor que se emitían en esos canales) a los usuarios de Universe residentes en los Estados Unidos. Al hacerlo, se convirtieron automáticamente en responsables de una infracción directa de los derechos de autor:

“Los acusados ​​son responsables de forma colaborativa por la infracción de derechos de autor porque actuaron como intermediarios entre aquellos que infringen directamente los derechos de distribución exclusiva y reproducción pública de DISH, y los usuarios del Servicio Universe, convertidos éstos en un componente necesario de la infracción: la audiencia”.

Por ello, y tomando como base las 47 obras protegidas por derechos de autor mencionadas en la demanda, el juez otorgó a DISH 150.000 en dólares en daños por cada una de ellas (hasta un total de 7.050.000 dólares), una cifra que los acusados ​​responsables solidariamente. Además, dictó órdenes contra los proveedores de Universe IPTV (hosting web, CDN, anunciantes, servicios proxy, etc.) para prohibirles tener tratos comerciales con los acusados en el futuro.

El juez también dictaminó que tanto el rango de direcciones IP usadas por Universe debía ser deshabilitado, y que las empresas de dominios deberían deshabilitar aquellos que pertenezcan a Universe IPTV para transferírselos a DISH, permitiendo que ellos se hagan cargo de gestionarlos.

Una sentencia que, en definitiva, obstaculiza de manera casi definitiva que Universe IPTV siga prestando su servicio a los usuarios… pero que no abre vías para lograr que los acusados terminen pagando la millonaria multa.

Vía | TorrentFreak


La noticia

Una operación contra un IPTV acaba en una multa de 7 millones de dólares (y muestra cómo esos servicios esquivan la justicia)

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Marcos Merino

.