Detienen a un activista francés gracias a su IP: fue entregada por el servicio de correo cifrado ProtonMail tras una orden judicial

Detienen a un activista francés gracias a su IP: fue entregada por el servicio de correo cifrado ProtonMail tras una orden judicial

Un activista francés, que aboga por la ecología, ha sido arrestado por las autoridades suizas, después de que su IP fuese desvelada por ProtonMail como consecuencia de una orden judicial que les obligaba a ello. Que las autoridades tengan información de servicios de internet no es nada nuevo, pero en este caso tenemos que ProtonMail tiene como principal valor que es un servicio de correo electrónico “ultra privado”, creado por el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) y con sede en Suiza.

El arresto del activista tuvo lugar después de que las autoridades del país alpino pidiesen a ProtonMail la IP de este activista, mediante una orden legal a la que no cabía apelar o rechazar. En el caso de ProtonMail, en el que los usuarios confían por su supuesto respeto a la privacidad, el debate siempre abierto sobre la privacidad de una persona y el cumplimiento de la ley gana aún más polémica.

¿Qué había hecho el activista para ser arrestado en Suiza? Según las informaciones publicadas por ProtonMail, la orden que les llegó de las autoridades hablaba de “crímenes serios”. De acuerdo con informaciones oficiales, este activista participó en protestas en Paris durante el verano de 2020 contra la gentrificación de la ciudad. Para tal protesta se ocuparon plazas y edificios en la capital francesa y, para organizar la movilización se usó una cuenta de mail registrada en ProtonMail.

Qué tiene ProtonMail que decir al respecto

Andy Yen, CEO, ha dado su versión de los hechos. Por un lado dice que la empresa está en contra de que la ley por “crímenes serios” se esté usando de esta manera. Especifica que Proton recibió una orden legalmente vinculante de las autoridades suizas que la firma está obligada a cumplir. “No hubo posibilidad de apelar a esta petición“, aclaró.

Al mismo tiempo, otro asunto peliagudo que encontramos aquí cuando hablamos de privacidad y legislación es que, “ProtonMail no entrega datos a gobiernos extranjeros; eso es ilegal según el artículo 271 del código penal suizo. Sólo cumplimos las órdenes legalmente vinculantes de las autoridades suizas”, tal y como insisten desde la empresa, pero la realidad no es así.

El arresto del activista fue en Francia por parte de las autoridades de su país y por un crímen cometido en el país galo. Y es que las autoridades francesas contactaron con las suizas a través de Europol (Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Policial en la que el país alpino también coopera a pesar de no ser integrante de la UE). Eso sí, parece ser que, de acuerdo a Andy Yan, las autoridades suizas sólo aprueban las solicitudes de gobiernos extranjeros que estén acordes a las normas legales suizas.

En 2020 Suiza aprobó más peticiones de gobiernos extranjeros que nunca antes

Cabe aclarar que estos casos, Proton no tiene que dar la identidad de la persona. El cifrado de las comunicaciones no se puede eludir ni aunque haya una orden judicial. Es decir, los correos electrónicos, los archivos adjuntos, los calendarios, los archivos, etc. no pueden enviarse a las autoridades. Lo que Proton tuvo que facilitar a la policía fue la dirección IP desde la que se operaba el correo electrónico en cuestión.

Con todo esto que sabemos ahora, tenemos que, de acuerdo con información del propio Andy Yas, las peticiones que a ProtonMail les llegan de las autoridades suizas, pero por parte de gobiernos extranjeros es algo común. Según su informe de transparencia, en 2020 las autoridades suizas aprobaron 195 peticiones de gobiernos extranjeros de las 3.572 que recibieron. Mucho más que las aprobadas en los años anteriores: En 2019 fueron 129 y en 2018 fueron 76. En 2017 fueron apenas 13. Y no solo de gobiernos de la Unión Europea, también de América y de Asia.

Hay casos graves en la lista. Proton incluso ha desvelado que en junio de 2020 “recibimos una solicitud dirigida a un grupo de periodistas de investigación que fue aprobada indebidamente por las autoridades suizas. Como resultado, hemos rechazado la solicitud y también hemos exigido que las autoridades suizas investiguen cómo se aprobó esta solicitud”.


La noticia

Detienen a un activista francés gracias a su IP: fue entregada por el servicio de correo cifrado ProtonMail tras una orden judicial

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Bárbara Bécares

.