8 Errores en el Diseño de Logos Que Es Indispensable Evitar

Con el alcance y la influencia del Internet, hay más personas que nunca observando tu marca. Un logo único y memorable es lo que hace sobresalir a tu empresa – y es importante que transmitas tu mensaje de manera clara. A pesar de que un diseño de logo es clave para llevar a tu negocio al siguiente nivel, no siempre es sencillo de lograr de forma correcta. Incluso las organizaciones más exitosas pueden equivocarse.

En 2010, el rediseño del logo de GAP fue revertido después de tan solo una semana y el rebranding de Yahoo sufrió un fuerte rechazo. Ya sea que apenas estés iniciando el proceso de diseño, o estés mejorando un logo existente, hay muchos errores comunes en el diseño de logos de los que puedes aprender.

Echemos un vistazo a algunos de los problemas y errores en los que los diseñadores se han visto involucrados – y lo que puedes hacer en su lugar.

¿Por qué es Tan Importante el Diseño de Logos?

Mientras que el logo es solamente una parte de tu estrategia de publicidad – es uno de los aspectos más cruciales en los que cualquier marca debe acertar. Los clientes potenciales deben entender a tu empresa y su vibrante personalidad desde la primera mirada. Crear el logo perfecto nunca es una ciencia exacta. Construir un logo que resuma la misión de tu empresa requiere una gran cantidad de trabajo, experimentación y mucha creatividad.

Mientras que no existe una fórmula para crear un gran logo, es vital que cuentes con los conocimientos teóricos básicos respecto a lo que hace que un diseño sea atractivo. Balancear el color, la imagen y el diseño de la tipografía para transmitir un mensaje no es sencillo – pero podría ser la diferencia entre el éxito y el fracaso de un negocio.

Errores en el Diseño de Logos Que Debes Evitar a Toda Costa

Al final del día, el diseño de tu logo es una inversión. No es suficiente invertir tu tiempo y dinero en propiedades o equipo – necesitas darle a tu logo la atención que merece para que represente bien a tu empresa. Si tu logo parece poco atractivo o creado por un novato, también tu negocio dará esa impresión.

Evitar estos errores en el diseño de tu logo puede prevenir que todo tu arduo trabajo se vaya a un abismo.

1. Mala Elección de Tipografía

Cuando se trata de crear un logotipo exitoso, la elección de la tipografía puede resaltar o arruinar el diseño. Ser demasiado exagerado con la tipografía solamente servirá para que tu marca se vea ridícula o poco profesional. Es común que un logo falle debido a una mala elección en la tipografía (como las infames Comic Sans o Papyrus). Todas las empresas tienen su propia personalidad – y las tipografías también. Debes elegir la personalidad tipográfica correcta para tu marca empresarial. Por ejemplo, una tipografía dibujada a mano vs una tipografía seria y audaz, transmitirán un mensaje y atributos distintos.

Pasa algo de tiempo investigando la variedad de tipografías que combinan con el estilo de tu empresa. No tengas miedo de probar distintas fuentes o modificarlas para ajustarlas a tus necesidades. ¡Incluso puedes crear tu propia!

2. Demasiado Cargado

Es posible que te sientas tentado a colocar tantos elementos como puedas en tu logo, pero es importante no perder el control con el diseño. Demasiada complejidad o una mezcla de imágenes conflictivas pueden confundir al observador y afectar el propósito de tu marca. La simplicidad es la clave cuando se trata del diseño de logos. Te decimos qué debes buscar lograr con tu logo:

  • Versátil. Quieres que tu logo sea versátil. Debe ser posible reproducirlo en diferentes tamaños y para diferentes medios sin perder su estilo o significado.
  • Memorable. Cuando un observador se encuentra con tu logo, quieres que no se le salga de la cabeza. De esa forma, cuando piense en tu producto, tu logo y el nombre de tu marca le vendrán a la mente. Necesita ser sencillo de recordar y comprender.
  • Impacto. Todo lo que un cliente debe hacer para entender tu logo es observarlo. Con una mirada, debe poder darse una idea de lo que tu empresa es y a lo que te dedicas.

Intenta llegar a la esencia de lo que tu empresa representa. Añadir demasiado al diseño puede arruinar la legibilidad y reconocimiento de marca de tu logo. Quieres asegurarte de que tu diseño sea simple, limpio y memorable.

3. Demasiado Abstracto

Otro error a evitar en el diseño de logos es ir demasiado lejos con la simplicidad. Estás tratando de transmitir un mensaje bastante complejo a tus clientes potenciales con tan solo un logo. No asumas que siempre llenarán los espacios. Si alguien observa tu logo y se queda con una sensación de confusión o le cuesta trabajo encontrar el significado de tu diseño, no has hecho un buen trabajo. Aspira a crear un diseño que sea simple, sin perder ninguna parte de su propósito. No tengas miedo de añadir detalles – no necesitas demasiado para transmitir tu mensaje. Lo único que necesitas es unos simples detalles en la tipografía, color y espaciado de la imagen para mostrar la misión de tu empresa.

4. Una Copia de Otro Diseño

No existen muchas cosas que arruinarán tu diseño tan rápido como copiar a un competidor más exitoso. Ya sea intencionalmente o no, tener un diseño que sea similar al logo de otra empresa puede sabotear tus esfuerzos de marketing. No solamente es ilegal, pero tarde o temprano alguien te lo hará notar.

Más allá del problema del plagio directo, si tu logo es demasiado similar al de tu competencia, estás abriendo la puerta a que te comparen con otras marcas. Si existe un logo de una marca ampliamente reconocida que se ve lo suficientemente similar al tuyo – tu empresa será la que saldrá perdiendo. Por supuesto, no puedes revisar cada diseño del mundo hasta encontrar similitudes. Asegúrate de revisar rápidamente el logo de tus competidores más cercanos para encontrar cualquier problema de forma anticipada.

5. Imágenes Ráster

Cuando diseñas un logo, es vital que utilices un programa de gráficos vectoriales. Un gráfico vectorial está hecho de puntos matemáticamente precisos, lo que significa que el diseño será consistente en todos los medios y en cualquier tamaño. La alternativa es un gráfico ráster, que está compuesto de pixeles. Estas imágenes no pueden ser escaladas en tamaño, lo que significa que tu logo será verá pixelado a un mayor tamaño.

Ya que estamos entrando en la era del internet y los teléfonos móviles, es más importante que nunca asegurarse de que los logotipos sean escalados correctamente en distintos dispositivos. Evitar las imágenes ráster ayudará a que las personas vean tu logo en cualquier dispositivo que estén usando. En lugar de usar Adobe Photoshop – que utiliza imágenes ráster – prueba con un programa distinto, como Adobe Illustrator o Corel Draw.

6. Motivado por la Moda

Mientras que mantenerte actualizado es una parte necesaria cuando se trata del marketing de tu empresa, hay una línea muy delgada entre actual y cliché. Todas las modas eventualmente se irán. Un logo bien diseñado tiene que ser atemporal – no quieres quedarte con un logo tosco y anticuado después de unos cuantos años. A pesar de que tienes que conocer las últimas tendencias, no te sientas obligado a seguirlas. Depender demasiado en las tendencias es un gran error para tu logotipo. En su lugar, trata de enfocarte en tu identidad visual como empresa. ¿Qué es lo que quieres comunicarles a tus clientes? ¿Quién eres tú como empresa y cuáles son tus valores?

Diseñar tu logo basándote exclusivamente en las últimas tendencias funcionará bien por un tiempo, pero perderá fuerza rápidamente con tu audiencia meta.

7. Colores que Desentonan

Encontrar el balance correcto de color en tu logo puede ser tan importante como elegir la tipografía correcta. Si tus colores no combinan con el mensaje de la empresa o la combinación de color no funciona – tu logo se verá feo y poco sofisticado. La mejor forma de evitar este problema es alejarte por completo de los colores. Esto no significa que tu logo no debe tener color – pero es una buena idea empezar tu diseño en blanco y negro. Una vez que hayas logrado un diseño y concepto fuertes, es hora de añadir el color.

Para entonces ya tendrás la forma de tu logo, y sabrás qué idea estás tratando de transmitir. En este punto, puedes probar distintos colores hasta que encuentres los que realmente combinan con tu diseño.

8. Intenciones Poco Claras

Detrás de la tipografía, la imagen y el color se encuentra una intención subyacente. El estilo visual les brinda a los observadores un mejor entendimiento de los valores de tu compañía, su propósito y el enlace emocional al producto.

Por ejemplo, esperarías una intención emocional distinta detrás de un logo para una aerolínea que para un banco de alimentos. Tus clientes conectarán a tu logo con el propósito esencial de tu empresa, así que debes asegurarte de que combinen a la perfección. Si tu empresa se relaciona con modernas tendencias, elegir un logo audaz, fuerte y atrevido resonará con tu audiencia. Para una empresa relacionada con el servicio al cliente por ejemplo, algo tranquilo y confiable será una mejor elección.

Toma un momento para pensar en la identidad visual que estás tratando de crear para tu empresa. ¿Qué es lo que quieres comunicar? ¿Qué es lo que quieres que las personas sientan cuando vean tu logo?

Combinarlo Todo

Diseñar el logo correcto para tu negocio puede ser frustrantemente subjetivo. Pero si investigas un poco, puedes saber qué errores en el diseño de logos debes evitar, y entenderás mejor a tu audiencia meta – lo que hará que sea muchísimo más sencillo acertar. ¿Listo para crear tu propio logo? ¡Prueba nuestras herramientas gratuitas de diseño de logos para crear un diseño personalizado y profesional ahora mismo!